Dieta para Diabéticos

dieta-para_diabeticos

La diabetes es una de las enfermedades más comunes del mundo. Sin embargo, la mayoría de los casos se pueden prevenir, y hasta revertir, solo cambiando tu estilo de vida. En los últimos diez años, los estudios han demostrado que la diabetes tipo 2 se puede prevenir y revertir con la dieta correcta. Una dieta para diabéticos, no requiere privarse de los alimentos, significa comer los alimentos adecuados y a la frecuencia adecuada.

Una dieta para diabéticos se centra en la reducción de peso y en el control de los niveles de glucosa en sangre. Debe tener un bajo contenido de colesterol y grasa, pero debe ser alta en carbohidratos complejos y grasas monosaturadas. Es importante clarificar que no tienes que bajar drasticamente de peso para comenzar a experimentar los beneficios de la dieta. Tan solo bajando de un 5 a 10 por ciento de tu peso total, puedes reducir el azúcar en la sangre, disminuir los niveles de colesterol y la presión arterial; mejorando tu calidad de vida.

“La OMS predice que entre 1997 y 2025 el numero de diabéticos se duplicara llegando a los 300 millones.”

Comer bien es fundamental para controlar o prevenir la diabetes tipo 2. El ejercicio puede ayudar, pero es la comida la que tiene el mayor impacto sobre la pérdida de peso. Una dieta para diabéticos tiene todos los nutrientes de una dieta normal. Por lo que, no hay necesidad de preparar alimentos especiales o seguir dietas complicadas. Solo requiere comidas frecuentes para mantener los niveles de azúcar estables. Por lo que, no debemos saltarnos ninguna comida, en especial el desayuno.

Una dieta para diabéticos es simplemente un plan de alimentación nutritivo; alto en nutrientes, moderado en calorías y bajo en grasa. Incluso personas no diabéticas pueden beneficiarse de la dieta. El único requisito es prestar más atención durante la elección de tus alimentos, en especial con los tipos de carbohidratos. Es preferible incluir en tu dieta más frutas y verduras, productos lácteos bajos en grasa, y otros alimentos bajos en grasa total, en grasa saturada y con menos colesterol.

Los carbohidratos juegan un papel importante en los niveles de azúcar en la sangre, es el motivo de prestarles especial atención. Por lo que, es importante recalcar que una dieta para diabéticos no debe tener carbohidratos altamente refinados, tales como pasta, arroz, y pan blanco.

… una dieta para diabéticos no significa morir de hambre. Significa una buena alimentación, requiere de comidas frecuentes, de limitar la ingesta de proteínas y de consumir los alimentos adecuados.

El índice glucémico es la tasa con la cual la comida se convierte en azúcar en el cuerpo. Un paciente que sufre de diabetes, debe buscar la manera de bajar este índice. Por lo que, se recomienda comer grandes cantidades de fibra soluble, ya que, en el intestino, forma un gel que provoca que la comida se absorba lentamente. Como resultado, los niveles de índice glucémico bajan. Algunos de los alimentos que son ricos en fibra soluble son la crema de maní, el pan integral, el hígado, las peras, los frijoles blancos, los chicharos, la cascara de papa, los frijoles verdes, los plátanos, los duraznos, las zanahorias y maíz cocido.

Al planear su dieta para diabéticos, debe evitar los alimentos procesados, tales como postres azucarados, cereales envasados y productos horneados. En su lugar, usted debe optar por frijoles, vegetales verdes, cereales integrales, yogurt sin grasa, y avena de corte de acero. También debe tomar en cuenta que es mejor consumir fruta fresca que beber jugo de frutas, ya que al exprimir el jugo de una fruta se libera más azúcar.

Por ultimo, recuerda que una dieta para diabéticos no significa morir de hambre. Significa una buena alimentación, requiere de comidas frecuentes, de limitar la ingesta de proteínas y de consumir los alimentos adecuados.