Dieta para la Hipertensión

Hipertension_dieta

La dieta para la hipertensión debe ser balanceada.

La hipertensión, también conocida como “presión alta”, es una patología en el que los vasos sanguíneos tienen una tensión persistentemente alta. Dicho de otra manera, cada vez que el corazón late, bombea sangre a los vasos y la tensión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra estas arterias.

La tensión arterial normal en adultos es de 120 mmHg cuando el corazón late (tensión sistólica) y de 80mmHg cuando el corazón se relaja (tensión diastólica). Cuando la tensión es igual o mayor de 140/90mmHg la tensión arterial se considera alta o elevada.

“La OMS estima que 1 de cada 3 adultos tienen presión arterial elevada y que la hipertensión representa un 13% de la mortalidad mundial.”

La mayoría de las personas que padecen de Hipertensión no presentan síntomas. Sin embargo algunos de ellos son: dolor de cabeza, dificultad para respirar, dolor en el pecho, palpitaciones del corazón y hemorragias nasales.

Cuanta más alta sea la tensión arterial, mayor es el riego de daño al corazón y a los vasos sanguíneos de órganos vitales como el cerebro y los riñones.

Estos son algunos consejos para minimizar las probabilidades de padecer hipertensión.

  • Tener una dieta balanceada, suficiente, completa, variada e higiénica. Es importante que la dieta no rebase los 5 gramos de sal durante el día, tomando en cuenta todas las preparaciones de la comida incluyendo las bebidas.
  • Evitar el uso nocivo del alcohol y bebidas carbonatadas, esto es, limitar su ingesta a no más de una bebida estándar al día.
  • Realizar actividad física de forma regular por lo menos 30 minutos al día mínimo 3 días a la semana.
  • Mantener un peso saludable: cada pérdida de 5 kg de exceso de peso puede reducir la tensión arterial sistólica entre 2 y 10 grados o puntos.
  • Abandonar el consumo de tabaco y la exposición a los productos de tabaco.
  • Manejar el estrés de una forma saludable, por ejemplo mediante meditación, ejercicio físico adecuado y relaciones sociales positivas.

Si eres un paciente que ya padece de Hipertensión te invitamos a que agendes una consulta para conocer más a fondo como mantener una dieta saludable y que ayude a reducir tu presión arterial. Si ya tomas algún medicamento un tratamiento clínico nutricional puede ayudarte a reducir la dosis y revertir la patología.